6 trucos para utilizar bien el color en las visualizaciones de datos

September 10, 2020 - Posted by Sandra Martínez

El color es un elemento fundamental en los gráficos y un buen empleo del mismo determinará el éxito o fracaso de la interpretación que se haga de los datos mostrados.

6 trucos para utilizar bien el color en las visualizaciones de datos

El uso de los colores y su relación con la psicología nos ha acompañado a lo largo de los siglos. El papel que juegan los colores en las personas pasa en ocasiones desapercibido, pero es en realidad mucho más importante de lo que conscientemente creemos. Nuestras decisiones están influenciadas en gran parte por lo que vemos y los colores tienen un papel fundamental.

Existen numerosos estudios que demuestran que el uso estratégico del color condiciona la manera en que aprendemos, la retención e incluso la interpretación que hagamos de lo que se está viendo. El color es uno de los elementos que permiten interpretar la información más rápidamente, por lo tanto, una buena utilización de los colores determinará en gran medida que la interpretación sea adecuada o todo lo contrario.

Por tanto, los colores son un instrumento muy potente a la hora de visualizar datos y por ello, a lo largo de este artículo vamos a profundizar en 6 trucos para utilizar bien el color en las visualizaciones de datos.

1. Usar muchos colores distintos puede dificultar la comprensión de los datos

Si lo que se pretende al utilizar colores, es facilitar la legibilidad de la información, el resultado puede ser todo lo contrario con un uso excesivo de los mismos, es decir, utilizar muchos colores puede confundirnos más que ayudarnos.

Hay estudios que demuestran que el cerebro de las personas es capaz de contener a la vez hasta siete colores, lo que significa que utilizar más de siete colores puede ser contraproducente al interpretar la información.

2. Usa el color para destacar aquellos datos que son importantes

Utilizando colores intensos para la información importante y tonos grises o más apagados para la que no lo es, se facilita la percepción de los datos.

Usa el color para destacar aquellos datos que son importantes

3. Elige colores que se distingan entre sí con facilidad

Es posible utilizar varios tonos del mismo color base, pero siempre que entre ellos exista una diferencia de intensidad suficiente para que se distingan entre sí con rapidez y poco esfuerzo. En estos casos, recomendamos utilizar intensidades de color que sean fácilmente diferenciables una al lado de la otra y que permitan al usuario distinguir claramente dónde empieza y acaba cada color.

Por ejemplo, en el siguiente gráfico de calor en dos dimensiones, típico de Google Analytics, se han usado 4 tonalidades de azul, distinguibles visualmente entre sí:

Elige colores que se distingan entre sí con facilidad

No obstante conviene usar distintos colores que permitan igualmente distinguirse por contraste visual.

4. Utiliza colores que contrasten para hacer comparaciones visualmente

Además de que los colores se distingan con facilidad por separado, es importante tener en cuenta el contraste que hacen unos con otros a la hora de hacer comparaciones entre métricas, pues siempre será más fácil comparar una línea roja con una azul, en lugar de naranja.

Utiliza colores que contrasten para hacer comparaciones visualmente

Si además empleamos esos colores teniendo en cuenta la relación que tienen con lo que se está analizando, daremos un plus de significado a la gráfica. Otros ejemplos de esto mismo serían:

  • Utilizar el rojo para las altas temperaturas y el azul para las bajas.
  • Utilizar los colores semafóricos (verde, amarillo, rojo) para indicar en qué grado es positivo o negativo un valor numérico.

5. Relaciona el color con lo que representa

Al hilo de lo anterior, hay que destacar la importancia de utilizar el color asociándolo a la información que se esté tratando, de modo que todo aquel que vea el gráfico, sepa a qué hace referencia cada uno de los colores empleados.

Una buena práctica sería mantener esa asociación de modo que siempre que aparezca un determinado color dentro de las gráficas de una temática determinada, esté asociado con el mismo concepto. Lo cual no significa que siempre que aparezca el color rojo en una gráfica tenga que estar asociado con el calor o con algo negativo, por ejemplo, pues en otra puede representar otros significados y en otra ser sólo uno de los 5 colores que aparecen, sin que haya más intención en su asignación.

6. No es necesario utilizar varios colores para mostrar evoluciones temporales

Cuando estamos hablando de series temporales de cualquier métrica, es recomendable utilizar un solo color, de manera que se entienda que se trata de la misma métrica pero extendida a lo largo del tiempo.

Un ejemplo de esto serían los ingresos de una compañía durante varios periodos de facturación consecutivos, que pueden mostrarse de forma individual usando un gráfico de líneas simple o con una sombra aplicada.

No es necesario utilizar varios colores para mostrar evoluciones temporales

Para finalizar, destacaremos que el objetivo de estas recomendaciones no es otro que facilitar la comunicación en las visualizaciones de datos por medio del uso del color, pero no podemos olvidar que este es solo uno de los muchos elementos que se pueden emplear para lograr esa tarea. De modo que, el empleo del color siempre será más efectivo si se integra con otros elementos como pueden ser la forma, el tamaño, el grosor o las agrupaciones.

¿Necesitas ayuda?

Si quieres saber más sobre cómo aplicar la teoría del color en los gráficos, indicadores, tablas, etc. en el análisis de datos de tu empresa, el equipo de Biuwer puede ayudarte en lo que necesites. Ponte en contacto con nosotros, te acompañaremos en todo el proceso, ofreciéndote las mejores opciones para mejorar el rendimiento de tu empresa y sin necesidad de conocimientos previos.